REGALOS PUBLICITARIOS

FONDO CABEZOTE
TRAMA DULCES PAG PRINC
Empacados en cajitas con el Diseño que desee, para llegar al paladar de su cliente
BALONES PAGINA PRINCIPAL
Lámina de papel (cartulina calibre 18) de 35 x 25 ctms. troquelada y grafada. Empacada en una bolsa de plástico. Unicamente es descartonar y comenzar a armar. Tiempo de armada aproximado: 20 minutos. Altura del balón armado: 10 ctms. En nuestro ejemplo aparecen HOTELES con sitios turisticos, como tambien algunos equipos de futbol, original regalo en esta epoca, pero el cliente puede escoger el tema. Se podria pensar en el logotipo y los productos o servicios. Con este pasatiempo sus clientes van a jugar con su imagen corporativa y además, después de armado tendran un bello recuerdo.
.
al contacto con el agua desprende el jabon
INSTRUCIONES DE COMO SE ARMA EL BALON DE PAPEL. ES LO MISMO PARA CUALQUIERA
TRAMA JABON
JABONES PARA MANOS EN LAMINILLAS
CAJITA DE BOLSILLO
cada laminilla sirve para un baño de manos
FRENTE
REVERSO
TRAMA JUEGOS

Excelentes y originales regalos publicitarios, con los cuales sus clientes pueden jugar con su imagen corporativa y así tener una
recordación asegurada.

Triquichevere juego corporativo y el balon tridimensional para armar de papel (estilo rompecabezas).

Producto exclusivo de regalos publicitarios
ROMPECABEZAS ESTRELLA
ROMPECABEZAS BALON
BOGOTA COLOMBIA
Directorio de Regalos promocionales
ROMPECABEZAS SOMA

¿Qué Son los Regalos Promocionales?

Los regalos promocionales son una herramienta de la promoción de ventas que consisten en artículos (como accesorios para PC, material para escritura, relojes, utensilios de cocina, accesorios de bar y mesa, etcétera que suelen llevar impreso, grabado o serigrafiado el logotipo o marca de una línea de productos o de un producto específico) y/o servicios (como viajes, seguros de vida, mantenimiento de automotores u otros), los cuales, se entregan:

1) a intermediarios (mayoristas o detallistas), usuarios de negocios y consumidores finales a cambio de una determinada compra,

2) a segmentos específicos de profesionales a quienes se solicita de forma muy sutil su recomendación o prescripción de algún producto vinculado a su actividad (por ejemplo, arquitectos que determinan los materiales de construcción, médicos que recetan diversos medicamentos o profesores que recomiendan libros de texto),

3) a líderes de opinión (deportistas, artistas, expertos en algún tema o actividad, etc.) a cambio de que recomienden a su grupo de influencia la compra de un determinado producto, y

4) a clientes actuales o potenciales a cambio de referencias de otras personas o empresas que puedan necesitar el producto o servicio.

Dicho en pocas palabras, los regalos promocionales son una herramienta de la promoción de ventas que consiste en artículos y/o servicios que se entregan a un público objetivo (intermediarios, usuarios de negocios, consumidores finales, profesionales y líderes de opinión) con la finalidad de lograr una determinada acción (compra, recomendación, prescripción, referencia) de forma inmediata o a corto plazo.

Martes 4 Enero de 2014

DATOS CURIOSOS SOBRE REGALOS

LA ERA PROMOCIONAL

Es parte de la vida diaria: en el supermercado una cantidad de productos le dicen cómpreme con argumentos sutiles de colores, precios y marcas. Usted lo ha visto: una señora muy amable le regala una degustación de algún queso, salchicha, trago o galleta... Si compra un champú, le regalan jabón. Si adquiere galletas, puede participar en una rifa... Posiblemente todo esto no se pueda interpretar sino como el clásico truco para atraer al cliente. Finalmente la promoción es más vieja que la publicidad. Pero es un recurso que se revaloriza y entra a formar parte de la era moderna publicitaria.

Es una muestra de qué tan lejos pueden llegar la publicidad y los recursos utilizados por los publicistas para convencer. Es, de nuevo, la era de las promociones. O de la publicidad sin anuncios. Sus métodos son variados: rebajas, rifas, premios, regalos, patrocinios...

La promoción surge de la necesidad de trascender el comercial. Cuando la gente no responde como se desea, se requiere de un mercadeo directo y más agresivo.

En Colombia, la promoción de productos se ha incrementado en un mil por ciento este año. Por eso, mientras la gallina Maggi se come las letras de su empaque y rifa cuanta cosa, Royal regala cigarrillos en Unicentro, Palmolive hace un concurso de jovencitas hermosas, y Texaco patrocina clásicas de ciclismo, las casas publicitarias empiezan a crear departamentos única y exclusivamente dedicados a hacer promociones.

Las promociones de tiempos atrás coincidían con épocas de recesión. Un ejemplo está en los bancos europeos que hace seis años terminaron por convertirse en verdaderos mercados, en que los clientes participaban en rifas de neveras, ollas y cuanto objeto electrodoméstico hubiese por ahí. Los bancos, que habían sido remplazados por cajas de ahorros, se restablecieron, pero en cambio perdieron su identidad. Es el precio que se paga por una estrategia de promoción mal planeada.

Los resultados de las promociones suelen ser inmediatos contrario a lo que sucede con los comerciales de radio y televisión o los avisos en la prensa, que responden a estrategias planteadas a largo plazo y se corren riesgos.

Al principio, abundaban las agencias que vendían artículos de promoción. No existía creatividad, sólo una serie de regalos que terminaban siendo iguales para todos los productos: linternas, llaveros, muñecos... En ese entonces las estrategias promocionales eran consideradas herramientas de segunda clase.

Había excepciones. Una de ellas fue la de una joyería española que, en 1910, mostraba en su vitrina un recipiente con cien perlas. Se le informaba al cliente que de estas una era verdadera y las demás falsas. Este pagaba una suma y escogía una cualquiera. Su premio era dar con la legítima. La estrategia tuvo un éxito rotundo. Regalos que seducen Hoy en día, las promociones son parte importante de una buena plataforma de mercadeo. La tendencia es crear productos que remitan a la esencia del producto, a la imagen planteada. Se considera entonces que un aviso en prensa, radio o televisión no es una herramienta suficiente. Y que se puede rodear con estos elementos, para llegar de una forma más efectiva al público.

Existen peligros. Las promociones se convierten en adicción. En Brasil hay un caldo de marca X que durante seis años ha estado en la cabeza de las ventas, excepto en los períodos en que ha dejado de lado la promoción. Esto obliga a esa marca a mantenerse de promoción en promoción. Y ya no puede zafarse de esa obligación.

Cuando se plantean competencias arduas entre productos similares, como las de las gaseosas, las promociones terminan formando parte fundamental del juego. La mejor no necesariamente será la más rica, sino la que ofrezca un regalo más interesante. Entre Pepsi-Cola y Coca Cola las tapas premiadas son una buena muestra.

Esto no significa de modo alguno que el auge de los regalos, las rifas, los concursos y los patrocinios desplazará a los comerciales. Algunos publicistas sugieren ambas estrategias como parte de una buena campaña. Sin embargo, no sería extraño que un producto mantuviera las mejores posiciones en el mercado viviendo en permanente promoción.

En dónde está su poder de convicción? En gran parte, porque suelen decirle al cliente aquí estamos para regalarle lo que usted más necesita . Para el ciudadano común y corriente un regalo, así sea lo más pequeño, es seductor. O soñar con ganarse un carro o una casa en una rifa ofrecida por cualquier almacén.

Es entonces cuando surge la pregunta: Se está dejando a la gente la capacidad de decidir por el producto en sí o son el descuento, la rebaja o el regalo los que finalmente determinan su decisión? JOSE MARIA RAVENTOS Presidente de Pluma Publicidad Es imposible concluir que las promociones, por sí mismas, san buenas o malas; para juzgarlas hay que conocer sus antecedentes y sus estrategias. Lo que sí puedo opinar es que una promoción sola no es la tabla de salvación de un producto o empresa y aunque aparentemente muestren unos buenos resultados inmediatos, pueden llevar al fracaso en el futuro.

Considero que en un futuro inmediato la buena promoción, basada en estrategia a largo plazo, tendrá un desarrollo importantísimo y las empresas de comunicación integral serán líderes en este campo, ayudadas por buenos proveedores y se establecerán mercados muy definidos: empresas de promociones y empresas de proveedores de artículos o servicios promocionales. Si no se sigue este proceso, probado y comprobado al rededor del mundo, las promociones fracasarán y arrastrarán a muchos productos y empresas.

Soy un fanático y un convencido de las promociones, pero de las resultantes de claras estrategias, no de las montadas con base en un muñequito.En nuestra empresa, basada en este principio, hemos realizado promociones que van desde joyas hasta automóviles, pasando por seguros, aceites de cocina, lubricantes, ropa, etcétera, y siempre las marcas han conservado su imagen .

Publicación eltiempo.com
Sección Otros
Fecha de publicación 4 de agosto de 1991
Autor OLGA VIVIANA GUERRERO